Nos encontramos en el ecuador de la campaña de la renta 2018, y más de 19 millones de contribuyentes deben cumplir con su obligación anual con Hacienda. Es muy recomendable que revisemos todos los datos antes de presentar de forma precipitada el borrador de la declaración de la renta. Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) aconsejan a los ciudadanos obligados a realizar la declaración conseguir todos los datos que les pudieran afectar desde un punto de vista fiscal.

Desde nuestra gestoría, situada a escasos metros de Plaza de Castilla en Madrid, nos encontramos constantemente con multitud de personas que reciben un borrador de su declaración con multitud de errores. Esto puede suponer mucho dinero en multas y recargos. Por este motivo es muy recomendable tomarse un tiempo antes de aceptar el borrador e incluso contactar con un profesional de confianza que nos ayude con la declaración de la renta 2018.

A continuación os enumeramos los fallos más comunes a la hora de presentar la declaración:

Principales errores al realizar la declaración de la renta

1. Errores relacionados con el cambio de estado civil, matrimonios y separaciones.

Un error común a la hora de confeccionar los borradores es no reflejar los cambios en el estado civil producidos a lo largo del año fiscal que se está declarando.

Esto puede ser muy importante, ya que este tipo de circunstancias dan pie a considerables deducciones fiscales, como las derivadas por el importe de las pensiones compensatorias al ex cónyuge, las anualidades por alimentos a los hijos comunes o por el abono del hogar habitual del ex cónyuge.

2. Las deducciones por minusvalía en la declaración de la renta 

En muchas ocasiones nos encontramos que la Agencia Tributaria envían a los contribuyentes con algún grado de minusvalía el modelo de declaración de la renta y este no la refleja de forma correcta, ni tampoco el grado de la misma, no pudiéndose aplicar, por lo tanto, las rebajas consiguientes (las desgravaciones por minusvalía vienen recogidas en la página 397 del Manual de la Declaración de la Renta). Pudiera ser que el reconocimiento médico pertinente se produjera fuera del año fiscal que se está declarando, aunque en estos casos es necesario saber que sí pueden aplicarse los beneficios fiscales propios de una minusvalía que se ha reconocido fuera del año fiscal para el que se está tributando.

3. Errores comunes con las deducciones por maternidad

Otro fallo importante en el que podemos caer a la hora de aceptar el borrador de la renta, es el relacionado con la deducción por maternidad, ya sea porque esté mal computada o que figure como ‘pendiente de rectificar’. Las ayudas del plan DAMA –las mujeres trabajadoras tienen derecho a la devolución de sus cotizaciones mensuales a la seguridad social hasta llegar a un máximo de 100 euros– pueden cruzarse en el cómputo de esta desgravación y no deberían hacerlo, ya que la rebaja por maternidad de la declaración de la renta es independiente de este tipo de ayudas.

4. Tributación de la vivienda: errores comunes

Otros de los fallos que más nos encontramos en Gestoría Moratilla en el borrador de la renta son los relacionados con la la tributación de la vivienda habitual.

En caso de que tu vivienda hubiera sido adquirida antes de 2006 es muy probable que el borrador de la renta contenga algún error de cálculo. Aunque por otro lado, es bastante habitual no aplicar las desgravaciones de vivienda habitual pertinentes si el banco que otorga la hipoteca no tiene constancia de que el préstamo hipotecario es, precisamente, para la vivienda habitual.

El préstamo hipotecario también suele obstaculizar en la correcta confección del borrador si se ha producido un cambio de entidad bancaria o si se negocia uno nuevo. Por ejemplo, en el caso de que la residencia haya sido adquirida por una pareja y ambos cónyuges estén pagando a partes iguales el préstamo hipotecario pero exclusivamente uno de ellos figurase en el catastro, es muy probable que la Agencia Tributaria calculará incorrectamente las desgravaciones.

También debemos de tener en cuenta que las plazas de garaje se adquirieron de forma simultánea a la residencia habitual no tributan, y, nuevamente, es muy normal que los borradores que envía Hacienda si los tasen.

5. La desgravación de los vehículos

Todas las personas que hubiesen adquirido un nuevo vehículo aprovechándose de las ayudas del Plan 2000E pueden desgravarse las subvenciones de carácter estatal y autonómico.

Es un punto muy importante a tener en cuenta ya que es muy normal que Hacienda se confunda la hora de hacer reflejar estos rendimientos en el borrador de la declaración, esto es debido a que no tiene constancia de la adquisición del vehículo y de las ayudas recibidas para ello en el momento en que envía los borradores a los ciudadanos.

Por último recordar que, desde Gestoría Moratilla podemos ayudarte a realizar todos los trámites relacionados con la declaración de la renta 2018. Trabajamos y nos esforzamos para que tu “factura fiscal” sea la menor posible.

Para una rápida gestión y confección de tu declaración de la renta debes contar con los datos fiscales del 2018 enviados por la propia agencia Tributaria. Confíe su declaración renta en una gestoría certificada.

Puedes visitarnos sin cita previa en nuestras oficinas a escasos metros de Plaza de Castilla. ¡Hasta pronto!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *