¿Estás pensando en vender tu antiguo coche porque ya no lo utilizas?, ¿o simplemente porque vas a comprar un coche más grande, que consuma menos…?

Desde Gestoría Moratilla sabemos que los trámites para la compraventa de coches, el papeleo y las largas esperas suelen dar muchos dolores de cabeza entre los particulares a la hora de transferir sus vehículos, por este motivo queremos ofreceros una serie de pautas y consejos en este artículo.

Tal y como indica la Dirección General de Tráfico, si has comprado o vendido un vehículo ya matriculado, estás obligado a efectuar el cambio de titularidad del vehículo en el Registro de la DGT.

Consejos para vender un coche

Cuando se trata de la venta de un coche, lo primero que debes de tener en cuenta es que no debes entregar el vehículo sin tener en tu poder el contrato original que acredite la compraventa del mismo (en caso de ser entre particulares) o la factura, en la que deberá constar el CIF, (en caso de acudir a un establecimiento especializado en la compraventa de vehículos), además debemos de contar con una fotocopia del documento nacional de identidad del comprador (DNI/Tarjeta de Residencia).

Otro detalle importante en la compraventa de coches es indicar correctamente la hora exacta en la que entregamos el coche, ten en cuenta que las multas de los radares fijos y por no haber pasado la ITV te seguirán llegando a tu domicilio mientras no se realice el cambio te titularidad en el Registro de Vehículos.

Una realizado el primer paso, tienes que indicar al comprador que antes de 15 días te envíe la copia del permiso de circulación en donde conste que el vehículo ya está a su nombre. Si no has recibido este documento en el plazo de 15 días, dirígete a la Jefatura de Tráfico para informar que has vendido el coche (trámite de notificación de venta).

He comprado un coche a particular, ¿Qué debo hacer?

En caso de que hayas adquirido el coche de segunda mano a un particular, no olvides guardar el contrato de compraventa o una copia del mismo, una fotocopia del documento de identidad del vendedor, la solicitud de cambio de titularidad del vehículo firmada tanto por el comprador como por el vendedor, así como toda la documentación del vehículo;  permiso de circulación y recibo del impuesto municipal pagado correspondiente al año anterior al trámite, tarjeta ITV y trámite de transmisión del vehículo.

Como comprador, deberás efectuar los siguientes pasos para realizar la transferencia del vehículo de forma correcta:

  1. Abonar el impuesto de transmisiones patrimoniales (modelo 620 o modelo 621 según corresponda) ante Hacienda de tu Comunidad Autónoma, aportando toda la documentación anterior.
  2. Dirígete a cualquier Jefatura de Tráfico, previa petición de cita.
  3. Abonar las tasas y aportar toda la documentación necesaria para efectuar el trámite (nota informativa de la documentación).

Transferencia de coches en Madrid

Si lo prefieres, para evitar este tipo de gestiones y trámites, desde Gestoría Moratilla nos ocupamos de la transferencia de vehículos en Madrid.

Te aconsejaremos  desde el primer instante y nos aseguramos de que tu nuevo coche no posee ningún tipo de restricción. Podemos ayudarte cambiando la titularidad de tu vehículo en la Jefatura de Tráfico y en el Ayuntamiento, liquidando el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales por la compra del vehículo, todo ello en una sola visita.

Compraventa de Coches de segunda mano:

¿Se puede reclamar la garantía a un particular?

Una de las principales dudas entre los compradores de coches de segundamano es si obtendrán garantía de por la compra del vehículo.

Los concesionarios y los negocios de compraventa están obligados a ofrecer por ley una cobertura mínima de un año, en cambio, los vendedores particulares no están forzados a emitir la garantía.

Sin embargo, si es posible acordar entre comprador y vendedor quien se hará cargo de reparar las averías que surjan en el vehículo. “En defecto de pacto entre las partes, en España las leyes estipulan que los vendedores particulares han de ofrecer un periodo de garantía de seis meses. Este se aplica a las averías por vicios ocultos.

Por otra parte, si se entrega un coche que desde el inicio presenta una avería grave (sin que el comprador los supiese), es otro asunto.

En ese caso, se podría considerar un incumplimiento de contrato por entregar «un bien distinto» del contratado, y el plazo de reclamación sería cinco años. Para protegerse ante posibles problemas, los particulares pueden también contratar una garantía comercial.

Esperemos haber ayudado a entender los trámites en la compraventa de coches entre particulares, desde Gestoría Moratilla en Madrid, estamos convencidos de que con nuestros servicios de asesoría integral, tanto para empresas como para particulares, podemos ayudaros a optimizar tiempo y recursos. No dudes en consultarnos sin ningún compromiso.

¡Hasta pronto!

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.